La Opinión

Messi y Barcelona… ¡Malos perdedores!

cracks

Como en Honduras nos desvivimos por el fútbol español, es bueno también que tomemos ejemplos de las malas actitudes del Barcelona y Real Madrid.

Decimos esto, porque nos creemos más españoles que los propios españoles, y tomamos bando, y le restamos méritos a todo lo bueno que hace el equipo que no nos simpatiza, y, por otra parte, magnificamos los de nuestro equipo favorito.

Si somos Barcelona decimos (sin tener pruebas, por su`puesto), que:

Messi es humilde y CR7 soberbio.

Messi es caritativo y CR7 es tacaño.

Messi es sencillo y CR7es soberbio.

Messi es hombre y CR 7 es maricón.

Mesi es hombre de hogar y CR es mujeriego.

Etcétera.

 

Si somos Real Madrid decimos (tampoco tenemos pruebas), que:

CR7 es guapo y Mesi enano.

CR7 es un buen tipo porque no anda tatuajes; Messi es un mal ejemplo porque sí tiene varios.

CR7 se mata entrenando y Messi le debe todo las hormonas.

CR7 ha demostrado todo en Portugal y Messi no es nadie en Argentina.

Somos tan imbéciles, que los que le van al club Blanco dicen que Madrid es más bonita que Barcelona… ¡Aunque nunca hayamos estado allí!

Y lo mismo ocurre con los barcelonistas hondureños: no les gusta la ciudad de Madrid… ¡Aunque no hayan pasado de Comayagua!

Barcelona y Messi le han hecho un desplante al fútbol y a sus valores al negarse a viajar a la premiación de THE BEST de la FIFA. En el pasado, Cristiano y Real Madrid hicieron lo mismo.

Con lo que se demuestra que son malos perdedores, y que sólo tienen grandeza cuando están seguros de que van a ganar… o al menos tienen posibilidades.

Eso ha dejado en segundo plano si CR7 lo merecía más que Messi o no, y se habla únicamente del desplante.

Y como nuestra imbecilidad por Barcelona y Real Madrid no tiene límite y sus destinos rigen los nuestros, al menos no copiemos lo malo.

Lo que hizo el Barcelona está mal, como mal estuvo lo del Madrid cuando Mou era su DT. No justifiquemos. Analicemos las cosas. Seamos inteligentes.

Perder el tiempo en quién es el mejor del mundo es una tontería. Es mejor invertirlo admirando a estas dos joyas.