La Opinión

No importa lo que suceda, la “solución” es la misma: GAS LACRIMÓGENO

Gas_Lacrimogeno

Este jueves el Motagua derrotó 3-2 al Juticalpa FC, esto en acción de la Jornada 17 del Clausura 2018 en nuestra Liga Nacional.

El partido se realizó en el Estadio Carlos Miranda de Comayagua con un ambiente perfecto; una gran cantidad de aficionados brindando el apoyo necesario a los suyos.

El centro de atención parecía estar en la cancha, pero en los minutos finales sucedió lo inesperado y lo lamentable.

Sin explicación alguna (Al menos por el momento) la Policía Nacional lanzó Gas Lacrimógeno en la gradería, esto sin importar la cantidad de niños y familias en general que presenciaban el partido.

De momento no hay un reporte que detalle la situación, pero créanme, no importa cuál haya sido el problema… ¡Es una irresponsabilidad!

Lamentablemente esto no es de extrañarse, en nuestro país últimamente la Policía actúa igual. No importa lo que suceda, la “solución” es la misma: GAS LACRIMÓGENO.

¡Se deben tomar cartas en el asunto!

El lanzamiento de esa arma química debe ser la última opción para intentar controlar una situación, pero acá es lo primero que piensan y hacen quienes supuestamente “nos protegen”.

Debemos entender que la mejor seguridad es prevenir, y si no se hace como tal hay otras opciones, pero poner en riesgo la salud de un ser humano no es razonable, y eso nadie lo puede esconder.

Esperemos que la Policía Nacional como tal reaccione y sea más consciente con la población, hay personas que pueden sufrir enfermedades respiratorias y una acción de esas podría llevarla a la muerte.

Los avisos han sido varios, y lamentablemente las autoridades correspondientes nunca han mostrado preocupación, algo simple y sencillamente lamentable.